EL CLIMA
CD. VICTORIA
El tiempo - Tutiempo.net
NVO. LAREDO
El tiempo - Tutiempo.net
REYNOSA
El tiempo - Tutiempo.net
MATAMOROS
El tiempo - Tutiempo.net
TAMPICO
El tiempo - Tutiempo.net
Reflector
COLUMNA | | 2019-06-20 | Gilda R. Terán
“Alerta plateada”.

Tengo la certeza que es todo un desafío enfrentar la vulnerabilidad a enfermedades y trastornos que se pueden presentar en las personas de la tercera edad, y más aún cuando en ocasiones este sector de la población está en desamparo o en el olvido familiar.
Sin duda alguna, que los abuelitos realizan aportaciones valiosas a la sociedad como miembros activos de la familia, voluntarios y participantes activos en la fuerza de trabajo, y aunque la mayoría de ellos puedan tener una buena salud, muchos corren el riesgo de presentar trastornos mentales, enfermedades neurológicas o problemas de consumo de sustancias, además de otras afecciones, como la diabetes, la hipoacusia o la artrosis.
Sin pasar por alto, que a lo largo de la vida son muchos los factores sociales, psíquicos y biológicos que determinan la salud mental de las personas, y aunado a las causas generales de tensión con que se enfrenta todo el mundo, muchos se ven privados de la capacidad de vivir independientemente por dificultades de movilidad, dolor crónico, fragilidad u otros problemas emocionales o físicos, de modo que en algunas ocasiones puedan necesitar asistencia a largo plazo.
Además, entre los ancianos son más frecuentes experiencias como el dolor por la muerte de un ser querido, un descenso del nivel socioeconómico como consecuencia de la jubilación, o la discapacidad, todas estas condiciones pueden ocasionarles aislamiento, pérdida de la independencia, soledad y angustia.
Y a todo lo anterior añadiré; que la salud mental influye en la salud del cuerpo, y a la inversa, por ejemplo, los adultos mayores con afecciones como las cardiopatías presentan tasas más elevadas de depresión que quienes no padecen problemas médicos y por el contrario, la coexistencia de depresión no tratada y cardiopatía en una persona mayor puede empeorar esta última.
Se debe tener en cuenta que a veces son vulnerables al maltrato, sea físico, psicológico, emocional, económico o material; al abandono; a la falta de atención y a graves pérdidas de dignidad y respeto.
Y de acuerdo a datos actuales indican que una de cada 10 personas mayores sufre maltrato, y este no se limita a causar lesiones físicas sino también graves problemas psíquicos de carácter crónico, como la depresión y la ansiedad, Alzheimer y demencia senil entre otros.
Se sabe que el trastorno de la senilidad, se presenta como un síndrome que se caracteriza por la mengua de la memoria y la capacidad de pensar, alteraciones del comportamiento e incapacidad para realizar las actividades de la vida cotidiana, afecta principalmente a los ancianos, pero no es una parte normal de la vejez.

Se calcula que en el mundo hay unos 47,5 millones de personas aquejadas de demencia, y se prevé que el número de estas personas aumentará a 75,6 millones en 2030 y a 135,5 millones en 2050; además, la mayoría de esos pacientes vivirán en países de ingresos bajos y medianos.
Teniendo en cuenta que la demencia lleva aparejados problemas sociales y económicos de envergadura por lo que toca a los costos de la asistencia médica, social e informal que impone, por otra parte, las presiones físicas, emocionales y económicas pueden agobiar a las familias, tanto las personas aquejadas como quienes las asisten necesitan apoyo sanitario, social, económico y legal.
Y abordando en profundidad, el tema de estas afecciones y el desamparo en que se puedan ver involucrados este sector de la población el Gobierno del Estado, no ha quitado el dedo del renglón para abrazar esta noble causa y darles el total apoyo a las personas de la tercera edad.
Y es que constituye toda una prioridad para el Sistema DIF Tamaulipas, accionar para mitigar carencias, circunstancias de los abuelitos y como una medida preventiva la estrategia de la “Alerta Plateada”, sigue caminando en pro de la vejez.
Quiero comentarle que esta acción consiste en dar atención a las adultos mayores en riesgo de extravió o desamparo, y la mecánica es de esta forma, por inicio de cuentas se hace un padrón de ancianos que presente riesgos vulnerables a algún trastorno neurológico o cualquier otra condición desprotegida.
Y bueno a partir de ahí , a todos los abuelos registrados, se les entregará una pulsera color plata con el logotipo del DIF, así como con el número 911 y 075 y con número de folio previamente asignado con el fin de que si llegaran a extraviarse se les puedan localizar.
Algunos se muestran renuentes a portarlas, pero son los mismos familiares quienes por su seguridad, los convencen para que lleven su pulserita plateada, en caso de que llegaran a perderse y no pudieran llegar a sus hogares.
Por lo pronto en el estado, ya son 14 personas conAlzheimer y demencia senil que ya la portan, el registro para esta plataforma de protección está abierto para la población senil en estado de vulnerabilidad.
Por lo que la Procuraduría de la Defensa del Adulto Mayor del DIF estatal, hace hincapié para que sigan estas medidas precautorias, para que los ancianitos sean protegidos y tengan calidad de vida, ya que ellos entregaron lo mejor y ahora aportan su experiencia y sabiduría.
gildateran@yahoo.com.mx