EL CLIMA
CD. VICTORIA
El tiempo - Tutiempo.net
NVO. LAREDO
El tiempo - Tutiempo.net
REYNOSA
El tiempo - Tutiempo.net
MATAMOROS
El tiempo - Tutiempo.net
TAMPICO
El tiempo - Tutiempo.net
DÍA HÁBIL
COLUMNA | | 2019-03-13 | Alberto Montoya Flores
La señora Riobóo, a la Corte; Narro y Ulises, juntitos; Dos Bocas y una refinería; UAM: 40 días de huelga
En términos beisboleros, tan de moda, la orden salió del dugout.

Se fueron a extra innings y ahí vinieron el hit y la carrera del triunfo.

Yasmín Esquivel Mossa, esposa de José María Riobóo, amigo de Andrés Manuel López Obrador y su constructor consentido, fue elegida ayer como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Tras recorrer las nueve entradas, en la parte baja de la novena se emitieron 122 votos, de los que 66 fueron para Yazmín Esquivel; 14 para Loretta Ortiz; y cero para Celia Maya. No había mayoría calificada.

Tras un receso para refrescarse, vino la segunda votación, cerrada y en la que no se conoce al votante.

En esta, la presidenta del Tribunal de lo Contencioso obtuvo 95 de los 121 sufragios para recibir una beca por los próximos 15 años.

¿Qué tal?

Nomás hasta 2034 con un salario de 108 mil 556 pesos mensuales, el tope salarial presidencial, más prestaciones diversas.

Y eso por ser nueva, porque los veteranos perciben 202 mil varos, con el generoso recorte que se aplicaron en enero pasado de 25 por ciento, desde 269 mil 215.

Y aquí, como dijo mi compa Damián Zepeda, no se trata de si tiene conocimientos, preparación académica y trayectoria suficientes.

Seguro los tiene.

Tampoco está a discusión su honorabilidad.

No.

Ni es cuestión de género.

Lo criticable es que justo la esposa del polémico asesor de Andrés Manuel reciba el cargo, que bien podría haber sido para cualquier otro experto en leyes en México.

¿O no habrá alguien con igual o mejor promedio de bateo entre 122 millones de mexicanos?

Ocupará el mullido sillón de piel que Margarita Luna Ramos, integrante de la mafia de los Luna Ramos en el Poder Judicial, dejó vacante al pensionarse.

En la terna que envió el tabasqueño estaban Loretta Ortiz, esposa de José Agustín Ortiz Pinchetti, Fiscal Especial para la Atención de Delitos Electorales, y Celia Maya, magistrada de Querétaro y candidata a diversos cargos.



¿Qué planean?

José Narro Robles ha perdido toda credibilidad como ex rector de la UNAM.

Desde que decidió sumarse al gabinete de Enrique Peña Nieto como secretario de Salud echó al cesto de la basura su imagen de universitario.

Es una incongruencia que, perteneciente a la mejor universidad -pública y privada- de México, donde se aprende a ser crítico y a señalar las injusticias, abusos y errores de los gobiernos en turno, se haya entregado al partido que, por naturaleza, ha sido señalado como nido de malandros, abusivos y gandallas que se han enriquecido a costa de la población y culpable de todos los males.

Hoy, pretende ser líder nacional del PRI.

Y detrás de esa candidatura está la mano que mece la cuna.

El club de Tobi pa’ más señas.

Narro Robles se reunió en un restaurante con el fontanero del tricolor, Ulises Ruiz Ortiz, ex gobernador de Oaxaca, responsable de más de una derrota del tricolor, como la paliza de 2015 que obligó a Manlio Fabio Beltrones a renunciar a la dirigencia.

¿Qué hace el llamado doctor Narro con el señor Ruiz, quien también ha manifestado su intención de ser el salvador del priísmo?

No vaya usted a creer que tejen una alianza.

Seguro acordaron comer, echar taco, de cuates.

Sólo ellos, Dios y la mano que mece la cuna lo saben.



Dos Bocas y dos bocas

El diario Financial Times lo publicó y desató reacción y manotazo en Palacio Nacional.

Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda y Crédito Público, dijo en entrevista con el impreso inglés que la refinería no transitaría.

Así como lo oye.

Bueno, lo lee.

Al subordinado de Carlos Urzúa se le ocurrió declarar que los 2 mil 500 millones de dólares destinados a la refinería -50 mil millones de devaluados, pero útiles pesos- serían utilizados para refinanciar a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Y que el costo ha ido en aumento y que no iniciará sino hasta que se tengan 8 mil millones de dólares, unos 160 mil millones de pesos.

Ya ve que las hipócritas calificadoras no quedaron satisfechas con el plan de rescate y por eso pusieron en duda viabilidad de las finanzas y ahora le meterán más billete.

López Obrador más tardó en salir a la mañanera que en desmentir al joven Herrera:

-Sí tenemos presupuesto y es muy probable que se haga el anuncio de la licitación el 18 de marzo.

Se va a construir la refinería, se va a terminar en tres años como se contempló y va a costar entre seis y 8 mil millones de dólares.

Los 50 mil millones de pesos de presupuesto ya están etiquetados, dijo a su vez Rocío Nahle, secretaria de Energía, en diversas entrevistas.



Vámonos: Ya son 40 días de huelga en la UAM y la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, que aún no paga la infracción por el sentido contrario en moto en el Zócalo capitalino, no interviene. O alguien que se atreva a hacerlo. Urge poner en orden a los líderes sindicales.



albermontmex@hotmail.com @albermontmex