EL CLIMA
CD. VICTORIA
El tiempo - Tutiempo.net
NVO. LAREDO
El tiempo - Tutiempo.net
REYNOSA
El tiempo - Tutiempo.net
MATAMOROS
El tiempo - Tutiempo.net
TAMPICO
El tiempo - Tutiempo.net
No hay varita mágica…
COLUMNA | | 2016-10-04 | Rosa Elena González
Definitivamente el gobernador FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA, aunque quisiéramos, no trae varita mágica para resolver en segundos o como por arte de magia los males arraigados que aquejan a Tamaulipas.

La gente se manifestó a su favor en las urnas el 5 de junio y la voz del pueblo es la voz de DIOS por lo que se debe honrar y respetar su voluntad, entonces todos, sean del color que sean, tengan las ideologías políticas que tengan, debemos darle una vez más el voto de confianza para que comience a poner los cimientos de la restructuración del tejido social que es uno de los rubros que más importan.

La tarea de FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA no será fácil ni tendrá los resultados inmediatos como todos quisiéramos, pero por algo se tiene que comenzar razón por la que tenemos que darle tiempo para que comiencen a verse los resultados del corregir los grandes males que le heredaron.

Dirán muchos que es trabajo del nuevo gobernador y su gabinete hacer que las cosas sucedan para bien de Tamaulipas y sí, pero también es verdad que todo tiene un proceso, tiempos y espacios.

Incluso en el tema de seguridad, que es lo que más mortifica a los tamaulipecos, el trabajo será largo y laborioso, quizá los frutos ni siquiera se vean reflejados en su totalidad en 6 años, pero si comienzan a crearse las condiciones para que se vaya restableciendo el orden será para aplaudirse.

Son muchos años, más de 20, que nació y comenzó a crecer el mal que carcome y lacera a los tamaulipecos, la violencia e inseguridad no se puede de un plumazo eliminar, pero si se puede comenzar a trabajar en todos los ámbitos por la restructuración del tejido social y en eso no solo autoridades, también los ciudadanos, debemos ser partícipes de la tarea, ¿cómo?, fortaleciendo los valores, trabajando honestamente, respetando el derecho de los demás, no fomentar en caos.

Todos queremos que las cosas buenas sucedan en el menor tiempo posible pero ordenar un Estado completamente en cuestión de días es imposible, razón por la que es bueno que unos y otros le demos voto de confianza al gobernante para que genere cambio y bienestar social.

Es verdad que Tamaulipas tiene prisa porque las cosas sucedan y sucedan para bien, que se tranquilice el alma y el pueblo recupere la paz, pero todo tiene un tiempo y así debemos entenderlo.

Además todos debemos contribuir, poner nuestro granito de arena, con nuestras acciones ayudar a que se tenga un buen gobierno, ya que si le va bien a nuestros gobernantes nos irá bien a todos.

Y que quede claro, no nos referimos a que les vaya bien enriqueciéndose como en tiempos pasados con el dinero de los tamaulipecos sino a que puedan cumplir las expectativas, que los resultados de un buen trabajo se vea reflejado en el bienestar del pueblo, en todos los sentidos, principalmente en el que nos tiene cautivos, el de la seguridad.

Comentamos lo anterior porque con tristeza vemos que a tan solo dos días de que iniciara la actual administración y que en la frontera se registraran situaciones de riesgo social, en las redes sociales aparece gente alegrándose de lo sucedido sin darse cuenta, en primera, que de la noche a la mañana no se arreglan las cosas y segunda que si le va mal al gobierno pocos pueden ser los resultados para bien de todos. Esto no es de colores, es de conciencia.

Reiteramos, no hay varita mágica, los grandes males de Tamaulipas nacieron hace más de 18 años, es mucho tiempo, el crecimiento es desmedido razón por la que no solo es difícil erradicarlos, es imposible que se vea el cambio en dos días.

Por supuesto que esperamos que todo suceda para bien en el menor tiempo posible pero también para eso tenemos que aplicarnos todos, claro que es bueno señalar los errores pero con coherencia y que la pasión del color nos ciegue la razón.

Sin lugar a dudas a todos los que vivimos en este glorioso Estado nos duele el dolor de Tamaulipas, que una nube gris siga sin dejar el claro cielo azul de esta bella región, pero sería ingrato e incoherencia exigir resultados en los primeros días, no, no se tiene una varita mágica.