EL CLIMA
CD. VICTORIA
El tiempo - Tutiempo.net
NVO. LAREDO
El tiempo - Tutiempo.net
REYNOSA
El tiempo - Tutiempo.net
MATAMOROS
El tiempo - Tutiempo.net
TAMPICO
El tiempo - Tutiempo.net
EU y aliados bombardean Siria para frenar armas químicas
INTERNACIONAL | VICTORIA | 2018-04-14 | NOTIVIZA/POLÍTICA
Estados Unidos lanzó el viernes en coordinación con Francia y el Reino Unido múltiples ataques contra objetivos en Siria, operaciones militares que Damasco clasificó como una “violación flagrante” del derecho internacional.
En un mensaje desde la Casa Blanca, el presidente Donald Trump afirmó que el objetivo de los ataques fue “establecer una firme contención” a la capacidad siria de “producir, diseminar y utilizar armas químicas”.
Los ataques -de los que participaron fuerzas francesas y británicas- constituyeron una respuesta a las denuncias de uso de un arma química el pasado sábado en la ciudad siria de Duma, en Guta Oriental.
Trump aseguró que el sábado el gobierno del presidente sirio Bashar al Asad “utilizó armas químicas para masacrar civiles inocentes (…) cerca de la capital”, un acto que definió como “despreciable y maligno”.
Poco más de una hora después, el secretario estadounidense de Defensa, el general Jim Mattis, aseguró que los ataques han “terminado” y que por el momento no hay nuevas operaciones militares planificadas.

“Violación flagrante”

En Damasco, el gobierno sirio afirmó que los ataques conjuntos fueron una “violación flagrante” del derecho internacional.
“La agresión es una violación flagrante del derecho internacional, es una infracción a la voluntad de la comunidad internacional y está destinada a fracasar”, señaló la agencia estatal SANA.
A su vez, el embajador de Rusia en Estados Unidos, Anatoly Antonov, señaló en un comunicado que la acción militar conjunta tendría “consecuencias”.
“Hemos advertido que tales acciones no quedarían sin tener consecuencias. Toda la responsabilidad por ellas está ahora sobre Washington, Londres y París”, apuntó Antonov.
El ministerio de Relaciones Exteriores ruso dijo este sábado que el ataque conjunto de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido contra Siria se produce en un momento en que el país disponía de “una oportunidad de tener un futuro pacífico”.
La portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zajarova, escribió en Facebook: “Los que están detrás de todo esto afirman tener el liderazgo moral en el mundo y declaran que son excepcionales. Realmente tienen que ser muy excepcionales para bombardear la capital de Siria en el momento en que se había ganado la oportunidad de tener un futuro pacífico”.
En el Pentágono, Mattis dijo que los ataques de este viernes fueron un “mensaje claro” al gobierno de al Asad sobre las consecuencias de utilizar armas químicas.
Siria no “aprendió la lección” cuando el año pasado ese país ya había sido sometido a bombardeos estadounidenses por denuncias de uso de arma química, dijo el secretario de Defensa.
“Esta vez, nuestros aliados han golpeado con más fuerza. Hemos enviado un mensaje claro” al gobierno de Bashar al Asad, dijo Mattis.

Apoyo de aliados

Los aliados de Washington justificaron de inmediato la iniciativa.
En un comunicado oficial, la primera ministra británica, Theresa May, aseguró que no existía una “alternativa” al uso de la fuerza y que por ello su gobierno se sumó a los ataques.
“Esta noche he autorizado a las fuerzas armadas británicas a llevar a cabo bombardeos coordinados y dirigidos para degradar las capacidades de armas químicas del régimen e impedir su uso”, señaló.
Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró que las acciones militares se circunscriben “a las capacidades del régimen sirio sobre las armas químicas”.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, expresó este sábado su apoyo a los bombardeos de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido contra Siria en respuesta a los supuestos ataques químicos lanzados por el régimen de Bashar al Asad hace una semana.
“Esto va a reducir la capacidad del régimen de volver a atacar al pueblo de Siria con armas químicas”, dijo Stoltenberg en un comunicado divulgado tras el anuncio del inicio de las operaciones.