EL CLIMA
CD. VICTORIA
El tiempo - Tutiempo.net
NVO. LAREDO
El tiempo - Tutiempo.net
REYNOSA
El tiempo - Tutiempo.net
MATAMOROS
El tiempo - Tutiempo.net
TAMPICO
El tiempo - Tutiempo.net
Un pintor, el refugiado 13
CULTURA | | 2018-04-06 | Agencias
El espacio de la colonia Condesa dará amparo a un artista plástico que deberá exiliarse en México; habitualmente brinda cobijo a escritores
Por primera vez en su historia la Casa Refugio Citlaltépetl (CRC) cobijará a un artista plástico perseguido y no a un escritor, como ha sucedido en sus 20 años de historia. El creador extranjero, que llegará a nuestro país en los próximos 30 días, se convertirá en el refugiado número 13 y el primero bajo el techo de este espacio que administra la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México desde julio de 2017.

Así lo adelantó el titular de la Secretaría de Cultura local, Eduardo Vázquez Martín, quien se reservó el nombre del artista por cuestiones de seguridad y no corra peligro durante su salida de la zona de conflicto en que vive. Sin embargo, para esta ocasión, aclaró, ha solicitado al International Cities Of Refuge Network (ICORN), que es la Red Mundial de Ciudades Refugio a la que está adherida la CRC, que el próximo refugiado no haya vivido antes en ningún otro país como exiliado.

También explicó que la nueva administración decidió que una de las tres habitaciones que era destinada al cobijo de escritores refugiados se transforme en la biblioteca Memorial 19 de septiembre —en este momento encabezada por Marlene Fautsch, que labora en la Coordinación de Patrimonio Histórico—, donde se colocarán los libros donados por las familias afectadas durante los sismos de septiembre de 2017, entre los que destacó el caso de la escritora Lorna Martínez Skossowska.

E insistió en que la CRC ya no funciona sólo como casa refugio, sino que se complementa con otros proyectos, como: “casa de los periodistas, como espacio de derechos humanos, que sea un centro cultural con su propia vida, como refugio de bibliotecas que en el barrio se quedaron sin sus dueños, a los que se sumará el exiliado que pronto será anunciado”.

De acuerdo con información obtenida por la Plataforma Nacional de Transparencia, la CRC contó con un presupuesto de un millón 200 mil pesos en el periodo de julio a diciembre de 2017, que su directora, la artista escénica Daniela Flores —quien dijo a este diario que llegó para aprender y reconoció que en su programa de trabajo incluiría “comilongas” con exiliados de Andalucía, Argentina y Brasil percibe un ingreso por 30 mil 200 pesos mensuales; y reveló que aún no cuenta con un presupuesto asignado para 2018.

La solicitud detalló el desglose de los gastos de la CRC de junio a diciembre de 2017 de la siguiente manera: 393 mil 472 pesos por el pago de honorarios, 195 mil 639 para la reapertura del espacio que antes estaba en manos de una asociación civil y 230 mil más por el pago de programas y eventos culturales, aunque no se facilitaron copias de los registros que justifiquen sus pagos.

A PUNTO

¿En qué momento de la solicitud a ICORN se encuentran?, se le inquirió al funcionario. “Estamos a punto… son temas que por cuestiones de seguridad no se puede decir quién o de dónde viene. Pero es inminente. En el transcurso de un mes llegará alguien que está en una condición difícil en su país y el ICORN está viendo el protocolo para sacarlo de su espacio y nosotros recibirlo”.

¿Cómo se realizó la solicitud? (ICORN) nos ofrece un catálogo de personas perseguidas y lo que hemos pedido es que sea (un creador) de primera estancia, porque sucede que hay escritores que salieron de su territorio hace tiempo y ya han estado en dos o tres ciudades que los han acogido. Pero en esta ocasión estamos proponiéndoles que sea de primera acogida”.

¿Por qué tomaron esa decisión? “Porque al salir recientemente del territorio conlleva una serie de experiencias y de saberes que, nos parece, es importante llevar con el resto de la comunidad. Hoy queremos que venga alguien de primer contacto, de una latitud de altísima conflictividad para que su mirada nos ayude a entender la nuestra”.

¿Será escritor o periodista? “Será un artista”.

SIN CONCESIONES

Sobre el tema de las concesiones que anteriormente operaban dentro de la CRC, como el restaurante y la librería, Vázquez Martín detalló que no son su prioridad. Recordó que esas concesiones las operó la Asociación Civil que administraba el lugar hasta julio de 2017.

“Como Secretaría de Cultura, nuestra posibilidad de rentar el espacio cambia normativamente y no es nuestro principal interés el término de autogenerados; nos está costando reconstruirlo, pero lo ideal es que sí tenga una cafetería y tenga servicios de este tipo que le den vida al espacio, pero al pasar a ser un espacio institucional… es diferente y estamos en un proceso”, explicó.

¿Cuándo se definirá? “Tampoco es nuestra prioridad, sino más bien que llegue el exiliado y se reúna aquí la gente, pero la directora Daniela Flores lo está viendo”.

Por último, el funcionario afirmó que la Ciudad de México es la capital de las migraciones, “desde el oráculo de Huitzilopochtli hasta las más recientes migraciones de periodistas perseguidos”, y destacó que esta metrópoli, que hoy ostenta el título de Ciudad Refugio en su Constitución, “no se limita a los escritores, sino que se refiere a todos los seres humanos perseguidos o que requieren cobijo sin distinción, lo cual no es un señalamiento que tenga que ver con un proyecto de futuro, sino con una identificación de ciudad”.

No reubicarán obra a Huerta

Luego de que el secretario de Cultura Eduardo Vázquez Martín ? ?(26/03/2018) ?que desconocía los daños que presenta la escultura de mármol Avenida Juárez, dedicada al poeta Efraín Huerta, como un homenaje por el centenario de su nacimiento, ubicada sobre avenida Juárez y el cruce de la calle Iturbide, reconoció que desde ayer el artista zacatecano Juan Manuel de la Rosa ha revisado el estado de la pieza, se ha determinado que sólo requiere trabajos de mantenimiento menor y descartó la reubicación de la pieza como planteó Raquel Huerta-Nava, hija del poeta mexicano. Aseguró que en este momento ya no se realizan trabajos de obra pública alrededor de la obra y que la pieza no ha recibido alguna agresión o golpe contundente en su base, sino que sólo muestra años superficiales debido al deterioro del material, por lo que recibirá trabajos de limpieza, le aplicarán una película antigrafiti, le reinstalarán la placa conmemorativa; y hasta bromeó con la posibilidad de colocar una banca para que los paseantes no se sienten sobre la escultura: “Vamos a involucrar esa idea. Lo de la banquita me parece perfecto y le vamos a poner tu nombre”, concluyó.