El Cartón. MEJOR SIN PIMIENTA.
COLUMNA | | 2017-12-10 | Jaime Luis Soto

Al menos en Tamaulipas, RICARDO ANAYA, el pomposamente apodado “Chico Maravilla” no levanta tanto entusiasmo como ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR o –en mucha menor proporción- como JOSE ANTONIO MEADE KURIBREÑA.
Es cierto, aquí el PAN tiene el poder estatal, el control del Congreso del Estado y la mayoría de las Presidencias Municipales.
Pero ANAYA no tiene una legión de seguidores en tierras tamaulipecas y esa mezcolanza de partidos que conforman la flamantecoalición“Por México Al Frente” conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano como que da mucho de que pensar.
ANAYA se perfila para ser, primero, el candidato del PAN y, luego, el de esa coalición (ya registrada ante el INE) para buscar ganar las elecciones en el 2018.
El asunto es que la terquedad de ANAYA sigue generando inconformidades pues ahí tiene Usted las declaraciones de MIGUEL ANGEL MANCERA que lamentó que el PRD cediera la candidatura presidencial al PAN y no optara por una contienda interna entre sus militantes.
Claro, MANCERA también cae en el cinismo cuando afirma que se quedara en su cargo para seguir encabezando la reconstrucción “de mi querida ciudad, sirviéndole a mi gente, hoy mi deber está aquí, con los habitantes de la Ciudad de México”.
Hoy dice eso. Pero cuando anduvo entusiasmado con buscar la candidatura presidencial como que de pronto se le olvidaba lo que ahora alega se va a dedicar de tiempo completo.
Así, queda claro que en el 2018 se disputaran la Presidencia de la Republica ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, JOSE ANTONIO MEADE KURIBREÑA y RICARDO ANAYA, porque de los posibles candidatos independientes mejor ni hablar, siguen desinflándose.
Pero… ¿En verdad tendrá ANAYA alguna posibilidad de ganarle a quienes serán los poderosos candidatos de MORENA y del PRI…?
Es pregunta, que conste…
Y se fue el cubano PIMIENTA de la Secretaría de Educación de Tamaulipas. La verdad, nadie lo va a extrañar.
Porque este polémico personaje se ganó a pulso el repudio del magisterio estatal con sus ocurrencias como aquella del año pasado cuando quiso prohibir los festejos navideños.
PIMIENTA quiso imponer absurdas estrategias educativas que, obviamente, recibieron el rechazo de miles de maestros que todos los días enseñan con verdadera vocación en sus aulas.
Su salida de la SET ya se había tardado y esperamos que ya no lleguenpersonajes que sólo buscan el protagonismo.
Y, para acabar pronto, el menú educativo tamaulipeco sabe mucho mejor sin pimienta.
A propósito, el diputado local OSCAR MARTIN RAMOS SALINAS ¡por fin! hizo algo bueno al reconocer que la Reforma Educativa, a tres años de su implementación, no ha tenido éxito.
El también exdirigente de la Sección 30 del SNTE lamentó que esa Reforma se ha querido aplicar a rajatabla pero sin que se aprueben los recursos suficientes para aterrizar al máximo los programas educativos.
Ya es costumbre que en nuestro país los presupuestos para educación sean raquíticos mientras que para los procesos electorales si se aprueban multimillonarios recursos públicos.
Para impulsar la educación en México, el Gobierno Federal y los legisladores ponen muchas trabas a la hora de aprobar los recursos.
Pero para los partidos políticos y para el inútil INE si hay mucha lana aunque LENCHO CORDOVA haya alegado hace poco que les redujeron los presupuestos.
Recordemos como hace unas semanas, la Iglesia Católica a través de su semanario Desde la Fe acusó que el costo de la partidocracia en México es un verdadero insulto para millones de familias que viven en la miseria.
Mientras que el dirigente estatal del PRI, SERGIO GUAJARDO MALDONADO sigue terco en querer minimizar la brutal desbandada que sufre el partido tricolor.
La semana pasada, el dirigente de la Asociación de Maestros Jubilados y Pensionados de Tamaulipas, RODRIGO TAVARES reveló que sus compañeros renunciaban a su militancia priista para irse al Partido Encuentro Social.
Al respecto, GUAJARDO MALDONADO rechazó que se haya dado esa desbandada de profesores que simpatizaban con el PRI, aunque en cierta forma reconoció que tuvieron un acercamiento con el partido que dirige RIGOBERTO RODRIGUEZ RANGEL, expriista por cierto.
Incluso, presumió que el PRI podría ir en colación con el PES.
A CHECO se le olvidó que una cosa es esa posible alianza y otra que en realidad sí exista fuga de militantes priistas.
El problema no es a donde se vayan quienes están abandonando al PRI.
Lo que a GUAJARDO le debe de importar es detener la desbandada que supuestamente sufre su partido desde que perdió la Gubernatura.
¿O no…?