Manipula EU, por muro, ley ambiental
INTERNACIONAL | | 2017-09-13 | Agencias
La Administración Trump emitió exenciones para las revisiones ambientales y otras evaluaciones a fin de reemplazar un tramo de la valla fronteriza en la ciudad de Calexico, California
El gobierno de Donald Trump emitió exenciones para las revisiones ambientales y otras evaluaciones a fin de reemplazar un tramo de muro fronterizo en la ciudad de Calexico, California.

Esta es la segunda ocasión en la que hace uso de esa autoridad en menos de dos meses.

Los críticos dicen que dichas dispensas son un abuso de poder y una amenaza al medio ambiente.

El aviso publicado en el Registro Federal indica que la dispensa se aplica para cinco kilómetros hacia el oeste del cruce fronterizo en el centro de la ciudad californiana, donde viven unas 40 mil personas.

El Departamento de Seguridad Nacional reemplazará una cerca de malla de unos 4.3 metros de alto por una valla de hasta 7.6 metros de altura hecha a base de barras gruesas.

Elaine Duke, secretaria interina de Seguridad Nacional, indicó que reemplazar la cerca en el área era una de las prioridades más importantes para la seguridad fronteriza.

Es la séptima ocasión en que el gobierno federal se exenta de cumplir las revisiones ambientales que exige una ley de 2005. Esa ley exime al gobierno de la Ley Nacional de Protección Ambiental, la cual pide revisiones exhaustivas para los impactos al medio ambiente, y de otras leyes.

El gobierno planea dar la concesión del contrato en noviembre y comenzar con la construcción en febrero.

El mes pasado, el departamento se exentó de dichas revisiones para una franja de valla de 24 kilómetros en San Diego.

El Centro para la Diversidad Biológica impugnó la dispensa de San Diego en un tribunal federal, argumentando que la ley no aplica para reemplazar barreras.

La querella también busca bloquear los planes de construir prototipos de concreto en San Diego de lo que el presidente Donald Trump ha llamado un "grande y hermoso muro" en la frontera con México.

Brian Segee, abogado del grupo ambiental, dijo que la última dispensa fue inconstitucional pero que no había decidido si la incluiría en la demanda ante el juez de distrito Gonzalo Curiel, quien ha sido blanco de críticas del mandatario por las demandas por fraude contra la ahora desaparecida Universidad Trump.

El gobierno de Trump está dispuesto a soslayar la ley y a destruir el medio ambiente en su prisa por construir un destructivo y divisionista muro que nadie más quiere", señaló.