Campanario: Crecimiento del 3.1% en 2017
COLUMNA | | 2017-06-19 | Martín Sánchez Treviño
La demanda de un empleo formal es una de las demandas sensibles de las nuevas generaciones que dejan el proceso de formación técnica y profesional para incorporarse a la actividad económica en la región tamaulipeca. Y por lo mismo en la última década fue una de la causa por las que el segmento joven de la fuerza productiva emigro de esta región a otras entidades en busca de oportunidades laborales, aunado a otros fenómenos como la inseguridad.

Pero no obstante a la crisis de inseguridad de los últimos diez años, los sectores empresariales parecen más curtidos y por lo mismo mejor posicionados en las regiones de la entidad con vocación empresarial. De manera simultánea las economías regionales activaron tareas que fomentan el auto empleo y desarrollan tareas técnicas complementarias que demandan las grandes empresas.

En las regiones de Reynosa, la ciudad líder en generación de empleos en los últimos 15 años se mantiene como la de mayor desarrollo, en cuanto se refiere al establecimiento de nueva empresas generadoras de empleo. Paralelo a la actividad gasífera de la Cuenca de Burgos y las actividades derivadas de Pemex.

Lo mismo otros municipios como Nuevo Laredo y Matamoros, también siguen siendo dos destinos de la inversión de las empresas maquiladoras, que combinadas con la actividad agrícola, representa el plus de la generación de empleos.

Asimismo el sur de la entidad con su vocación por la industria petroquímica privada se ha consolidado en la región del Puerto de Altamira, donde las inversiones no solo se mantienen, sino que se proyectan para la mitad del 2017.

En tanto que la actividad turística han sentado sus reales en el Puerto de Tampico, que conserva el titulo de centro regional de la Huasteca, donde convergen las economías agroalimentarios de los estados de Veracruz, San Luis Potosí e Hidalgo.

En este contexto, la secretaría de desarrollo económico del gobierno estatal reporta al mes de Junio del 2017 una generación de 19 mil empleos formales que se generaron entre los primeros cinco meses del mismo periodo. Lo que refleja un crecimiento de la economía del orden del 3.1 por ciento. Que se conserva dentro de los parámetros de la economía nacional.

De los cuales, más de 10 mil empleos se generaron en la ciudad fronteriza de Reynosa. El informe subraya que en el sector de la industria de la transformación entre el mismo periodo generó 9,978 empleos.

Según Carlos Talancón Ostos secretario de desarrollo económico para este mismo año 2017 se prevé que se instalen 19 nuevas empresas en territorio tamaulipeco, con expectativas de generar 9 mil empleos. Y hay en proyecto la suma de 33 empresas que podrán producir 20 mil nuevos empleos.

De continuar esta inercia del desarrollo de la economía regional tamaulipeca, hay amplias posibilidades de revertir los escenarios de inseguridad y violencia que han mancillado a esa entidad en los últimos diez años.

En otro orden, ayer el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca recibió en el aeropuerto Francisco Javier Mina de Tampico al presidente de la republica Enrique Peña Nieto, quien hizo una escala técnica para realizar una gira de trabajo en algunos municipios de la huasteca potosina.